La nueva atracción de Veracruz: Un elevador del IMSS que es más trampa que medio de transporte

Si eres amante del suspense y la adrenalina, ya no tienes que buscar más. Tenemos el lugar perfecto para añadir a tu lista: ¡El elevador de la Unidad Médico Familiar 57 del IMSS en Veracruz!

El elevador ¿transporte o encierro?

Tal parece que el elevador de dicha institución no entiende muy bien su trabajo, ya que cuatro personas decieron probarlo y se vieron atrapadas por alrededor de dos horas en él. Se dice en los bajos mundos que participar en este “retiro involuntario” no es para los débiles de corazón, pero al menos hay buenas noticias: no se reportan lesionados.

Afortunadamente, los héroes de este thriller tampoco tuvieron que tomar un curso acelerado de reparación de elevadores, ya que personal técnico de la empresa de mantenimiento y emisarios del instituto lograron desbloquearlo, evitando un potencial argumento para la siguiente película de Saw.

El perfil de los valientes

Los arriesgados protagonistas de esta historia fueron un matrimonio de adultos mayores (probablemente buscando un poco de emoción extra para su cita médica diaria) y dos jovencitos. Y una nota a tomar en cuenta: el uso de este elevador está reservado para personas con alguna discapacidad, ¡toda una metáfora de ironía!

¡Una repetición que ya roza el récord Guinness!

Pero como todo buen espectáculo, esta no es la primera vez que sucede. Este elevador y algunos de sus colegas de otros lugares son famosillos por “atrapar” personas. En agosto, dos adultos mayores (¿alguna tendencia aquí?) fueron presa de un elevador en Baja California Sur, sin sufrir daño alguno, afortunadamente.

Y veamos la preparación de estas “trampas”… en julio, un elevador del IMSS en Guadalajara se llevó el premio al “más generoso”, atrapando a ocho personas de una vez.

Diversión con un giro trágico

Ahora, no todo es risas y encierros momentáneos. La realidad nos golpea con la triste noticia de una pequeña de seis años que perdió la vida en un incidente similar en el Hospital General de Zona No. 18 del IMSS en Playa del Carmen. La niña, diagnosticada con dengue, fue víctima de un elevador que ascendió antes de lo debido.

Bromas aparte, claramente no es lo que esperas de un viaje en elevador, una mezcla de “La Torre del Terror” y “Escape Room”. El IMSS definitivamente necesita actualizar su categoría de “transporte” a “no tan seguro como debería ser”. ¡Hasta la próxima, sarcasmonautas!

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *