El sarcasmo vuela más alto que las balas en Sonora

Y en el capítulo de hoy de “El gobierno ve un México diferente al tuyo” encontramos a Ceci Flores, fundadora del colectivo Madres Buscadoras de Sonora, confrontando nada menos que a Luisa María Alcalde, nuestra querida secretaria de Gobernación, por negar que habían sido sorprendidas con la bienvenida más mexicana que te puedes imaginar: un ataque a balazos.

¿Bala perdida o disparo de bienvenida?

De acuerdo con Ceci, el gobierno asegura que no hubo agresión durante una búsqueda en Hermosillo. Al parecer, los tiros que se escucharon al comenzar la búsqueda de nuestras valientes madres buscadoras fueron “hacia arriba”, quizás una confusa forma de celebración local. En palabras célebres de Ceci: “¿Qué tendríamos que ver para que fuera agresión? ¿Una masacre?” No quiero productos que dan de comer a la impunidad”, como bien resaltó nuestra activista.

Paz inquebrantable detrás de muros y camionetas

Según Ceci, en el interior del Palacio Nacional y dentro de sus camionetas blindadas, los funcionarios federales podrían estar disfrutando de telenovelas o disfrutando de un frappuccino con sabor a “paz inquebrantable”. Pero esta paz solo resulta ser otro dato de la realidad paralela en la que viven, “otros datos” que los convierten en cómplices.

“En nuestro México, conocemos el sonido de las balas porque aquí todos los días escuchamos una sinfonía de disparos. Sabemos cuando son lejos, cuando están cerca o cuando están serenatándonos en la puerta de nuestras casas”, puntualizó la activista.

Invitación a unir las melodías

En un acto de diplomacia y desesperación, Ceci invitó a las autoridades a unirse a las búsquedas, a esta realidad “otra” en la que las madres buscadoras viven. “Quizás si se escuchan disparos, tengan la cabeza fría para decir: ‘no se preocupen, los balazos son en otro lado'”, comentó con sarcasmo.

Ceci concluyó con una súplica divina y un guiño a la sensibilidad de las autoridades. “La investidura no se mancha con tierra escarbada, quizá lo haga más noble”, o al menos, más conectada con la realidad que el resto de los mortales.

El talón de Aquiles: las agresiones directas

Durante la conferencia matutina, Luisa María Alcalde desterró la idea de que nuestro heroico colectivo sufrió un ataque directo. En su lógica, las detonaciones fueron hechas a modo de show pirotécnico “en otro lugar”. Pero nuestras madres buscadoras no están convencidas y exigen a nuestro gobernador Alfonso Durazo reforzar la seguridad. ¿Será que en Palacio Nacional se respira paz o solo están sordos a la música de la realidad?

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *