¡Río de Juristas Revueltos contra ‘Mini’ Aumento Salarial en la CDMX!

Y en la lamentable trama de “quienes hacen justicia pero no la reciben”, encontramos a los trabajadores del Poder Judicial de la Ciudad de México (PJ-CDMX) que decidieron tomar la batuta de la ‘rebeldía laboral’, para manifestarse por el minúsculo aumento del 3.5% a su salario, pactado entre las autoridades y el Sindicato Único de Trabajadores del organismo. La historia parece de telenovela cómica, pero es trágica realidad.

Todo Ciudad Judicial en paro… inclusive las palomas

Entre los puntos de paro, se pudo observar un potpourri de trabajadores descontentos en Ciudad Judicial, ubicada en la multigalardonada calle Doctor José María Vértiz, en la colonia Doctores y en los juzgados de la fiestera Avenida Juárez, en la colonia Centro.

Leer entre líneas tweets y post de Facebook fue nuestro pan de cada día, transfiriendo noticias de que el presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México, el respetable Rafael Guerra Álvarez, acordó con el Sindicato aumentar el salario en porcentajes que harían reír a un recién nacido (3.5% para ser exactos).

Los tribunales se atiborraron de pancartas que plateaban un “aumento justo” (y qué mínimo), mientras las autoridades mantenían un “diálogo de sordos” con los manifestantes.

Pronto, en cines: ‘El Sindicato contra El Sistema’

A pesar de la molestia generalizada, el Impertérrito Guerra Álvarez firmó con el Sindicato un aumento ponderado al salario del siete al 8% (de poco a poquísimo), cuyo 3.5% será pomposamente retroactivo desde el 1 de enero y será pagado -ojo al dato- a más tardar el 15 de septiembre (obvia mención a nuestro acontecimiento patrio).

Un digno reconocimiento al personal de los juzgados y de las Unidades de Gestión será una “ayuda” de 7 mil 100 pesos, o como a la raza le gusta llamarlo, “un chillón”.

Pero como no sólo de pan vive el hombre, a los trabajadores del Instituto de Servicios Periciales y de Ciencias Forenses, recibirán un estímulo de 3 mil pesos. Eso sí, en vales de despensa. ¡Todo sea por que no nos falten los totopos ni el refresco los fines de semana!

Y así, amigo lector, la historia continúa con los guerreros de la justicia luchando por lo que consideran justo, mientras las autoridades parecen seguir pensando en micro-aumentos para estos macro-problemas. ¿Será que al final se hará justicia en el terreno de su propio juego? ¡Ah, la ironía!


Artículo inspirado por la realidad de los trabajadores del Poder Judicial de la CDMX, y sus ‘dignos’ aumentos salariales brindados por sus empleadores.

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *