De cortadores de limón a blancos de bala: Otro dÍa casual en Michoacán

En lo que parece ser una triste innovación culinaria-Mexicana, algunos desalmados decidieron añadir un ‘toque mortal’ a nuestros adorados cortadores de limón en el municipio de Tepalcatepec, Michoacán. Esto ocurrió como parte de la reciente serie de balaceras domingueras entre pandillas enemigas, porque, ¿quién necesita un descanso de la violencia organizada, vrai?

Cosecha Fatal

Los cuerpos de estos trabajadores, que solo buscaban darle un sabor cítrico a nuestro país, fueron encontrados en una huerta— eso sí, siempre en contacto estrecho con su oficio, incluso en el más allá. Según nuestros amigos de la Guardia Civil, las pobres víctimas estaban atadas de las manos y llevaban indicios de tortura e impactos de bala. Hasta el momento, siguen en el anonimato.

Por su lado, los vecinos de Tepalcatepec llevan tiempo reportando estas rencillas callejeras a ritmo de balas. Se ve que en estos tiempos, el coro del gallito con el “pew pew pew” es cosa del pasado.

¿Qué es un Chango, un Chivo y un Chamán?

Como en toda buena telenovela, aquí tenemos a nuestros villanos: tres presuntos gañanes que trabajaban para “La Sirena”, conocido lugarteniente del cártel de “Los Viagra”, sobrios y respetables miembros de Cárteles Unidos. Los detenidos, conocidos en el barrio como “El Chango “,”El Chivo” y “el Chamán”, dejaron en herencia tres juguetitos de asalto, 14 cargadores y 260 cartuchos útiles, más algo de equipo táctico, porque nunca está de más.

De paso, la Fiscalía General del Estado parece estar jugando a “¿Quién quiere ser millonario?” y ofrece una recompensa de cien mil pesos a quien de pistas sobre “La Sirena”, quien, según dicen, tuvo parte en los asesinatos de Hipólito Mora Chávez, fundador de las autodefensas, y tres de sus colegas. ¿Alguien necesita unos pesos extra?

¡Todos al ring en Michoacán!

Por desgracia, parece que la calma está lejos de llegar, con los 3,900 soldados enviados al estado a poner orden (o al menos lo intentan). Y en medio de la riña, el pobre sector limonero lleva ya 23 días sin cortar ni empaquetar un solo limón. ¿Con qué se bañarán las cervezas mexicanas durante este tiempo?

Igual, hay buenas noticias, parece que se levantó la veda al corte del fruto, les echaremos de menos, limones. Y es que siempre necesitaremos un toque agrio en nuestras vidas, ojalá sin balas de por medio.

Por cierto, ¿no se te antoja una caipirinha? ¡Salud! 🍹

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *