El Lejano Oeste Chiapaneco: Fuego cruzado en territorio de la Reforma

Y en el último episodio de “El Wild Wild West Mexicano”, se registró un tiroteo a la luz del día en el escenario pintoresco de los límites de Tabasco y Chiapas. Nuestros queridos héroes de este melodrama, un comando vinculado al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y la policía municipal de Huimanguillo, nos mantienen en vilo. O como si la nota policiaca se tratara de un guión hollywoodense, da la impresión de que Tarantino es el director.

Los protagonistas – personajes hiper armados – decidieron pasear su coche e intimidar a la gente por los encantadores caminos de tierra de Otra Banda Tercera Sección, en Chiapas.

¡Oh, sorpresa! Algunos pican y otros no, y entre los que sí pican están los de la poli de Huimanguillo, quien montó una película de acción cuando detectó la presencia de nuestro grupo de paseantes forajidos. En el tira y afloja de plomo, perdió la vida el conductor del vehículo, presuntamente intentando secuestrar a una joven. Sinceramente, no la mejor manera de pasar tus vacaciones en Chiapas.

En esa balacera también tuvimos víctimas, un civil con una camiseta escrita a mano con “policía municipal”, y una mujer. ¿Secuestradores en miniatura tal vez? Ellos fueron detenidos después de aguantar un pequeño rasguño de plomo.

Sí, también hubo un blue-ribbon para un oficial de policía que cayó en el servicio. Mientras tanto, un despliegue de autoridades y elementos de la Guardia Nacional y del Ejército llegó y acordonó el área como si en lugar de Chiapas se tratase de Chernobil.

Posteriormente, la versión mexicana de CSI llegó para hacer su parte y para confirmar en términos non-plus-ultra legales que el conductor estaba, de hecho, más muerto que su carrera criminal.

Y como guinda del pastel, se realizaron un par de buenos hallazgos: armas largas, un coche que nunca ganará ninguna exposición automotriz y una patrulla de Policía Municipal. Quién sabe, tal vez haya un gran mercado negro para patrullas municipales rústicas.

En fin, nada que ver aquí, solo un día más en la bella y siempre segura región fronteriza de Tabasco y Chiapas. Cierren las puertas al salir, por favor.

Aplausos, luces, cámara y… ¡Acción! Mientras tanto, seguimos esperando el próximo capítulo. Como siempre, las investigaciones continúan.

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *