San Ricardo y los Morenistas: ¡No pierdan la fe!

Por si no lo sabían, el exaspirante a la candidatura presidencial por Morena, Ricardo Monreal, o como lo llamaremos desde ahora, “San Ricardo”, tuvo una especie de episodio evangelizador esta semana.

“¡No desmayen, fieles seguidores!”

San Ricardo ha convocado a los morenistas, que son, asumo, personas afines a él para una santísima reunión. ¿El propósito? Bueno, básicamente para darles un sermón de gratitud y motivación. Será algo así como un “Gracias por el apoyo y por favor, agárrense que esto apenas empieza”. En un video en sus redes sociales, Monreal ratificó su lealtad al templo de Morena y a la gran sacerdotisa de la Defensa de la Cuarta Transformación, Claudia Sheinbaum.

Que no abandonen a la gente, que platiquen con ella y que logren que accedan a la justicia. ¡Vayan a las comunidades y recorran territorio, ésta es la palabra de Morena!” Sé que suena tremendamente bíblico, pero en realidad son palabras de San Ricardo, que quiere que todos sigan la causa.

El lugar, la hora y el evento

El evento tendrá lugar a las 16:00 horas de este miércoles en el “Salon Le Crillón” (por si andaban con el pendiente), localizado en la colonia Del Valle, en la sagrada Ciudad de México. Imaginamos que serán momentos de oraciones morenistas, discursos trascendentales y muchos aperitivos.

San Ricardo también ratifica su fe aplaudible, “Yo cumplí mi palabra y compromiso de respetar a quien resultara ganador de la encuesta”, quizás en un sereno tono de mártir político.

Claudia Sheinbaum, en su avatar de lideresa morena, ha puesto al “coordinador y enlace territorial de su campaña” a San Ricardo. Con eso reafirma su compromiso de mantener a sus ovejas cercanas y en línea.

Los números no mienten (esperamos)

Resulta curioso mencionar que, en las encuestas que hicieron los nerds del Centro de Estudios Estadísticos y Sociales de Morena, Sheinbaum (la sacerdotisa suprema, recordemos), obtuvo el 39.4% de las preferencias. Mientras tanto, Adán Augusto tuvo un 10% y Monreal, sólo el 6.5%, quedando en los últimos lugares, solamente por arriba de los aspirantes desconocidos.

Pero en fin, supongo que eso es lo que significa ser un buen perdedor y hacer equipo, ¿verdad? Tal vez deberíamos aprender una lección de este sacrificio y dedicación de San Ricardo, ¡o simplemente seguir viendo el circo político desde las gradas!

Un aplauso por la reinvención, la resignación y la graciosa parodia que es la política mexicana.

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *