La Comisión del INE juega a la Mamá del Año y le dice a todo mundo: “Guarda tus juguetes”

Que si promoción personalizada, que si uso indebido de recursos públicos y si hasta la bicicleta al corralón quieren llevar… así es el campo de batalla que vive la Comisión de Quejas y Denuncias del INE. Hacen falta palomitas.

El anillo de los deseos: el escenario de 2024

Nos encontramos con Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, en teoría futuras candidatas presidenciales por Morena y el Frente Amplio, peleando por promocionarse como si el Apocalipsis llegara mañana. No se confundan, se refiere a las elecciones presidenciales de 2024.

Defendiendo a “la Claudia”

Sucedió que uno de los devotees de Claudia Sheinbaum intentó vender su imagen empleando un bus del transporte público en Acapulco. El INE, con ceño fruncido cual madre cansada, declaró: “Quiten eso de ahí”. Atentos a la sentencia soberana: el mencionado propagandista tiene dos días para erradicar su afición por transformar Acapulco en Galería Sheinbaum.

¿Xóchitl Gálvez, el fantasma en las redes sociales?

Pero las quejas no van sólo hacia la contra esquina. También Xóchitl Gálvez y Antonio Astiazarán, mandamás de Hermosillo, han sido señalados por el pecado de sobreexponer la imagen de la senadora. ¿Acaso esculpen su rostro en el volcán del Pinacate?

El INE decidió no eliminar dos publicaciones de Gálvez en la red social X porque eran textos genéricos, o sea, de esos que te dejan pensando – ¿qué acabo de leer? Así que las mencionadas publicaciones permanecerán tan incólumes y olvidadas como hasta ahora.

Los jugueteadores cazados

Por otro lado, también Patricia Armendáriz y Alejandro Ramos Molina fueron señalados por organizar una solemne entrega de refrigerios y despensas en Jalisco. Eso sí, todo quedó al descubierto solo si es que repetiste varias veces el video de TikTok, como si fuera el regalazo después del pastel. La Comisión de todos modos los dejó sin castigo, como a aquél que hace la travesura cuando la mamá no ve. Y claro, hay que recordar que los regalos son gratis, pero los votos cuestan.

La Comisión del INE, al son de mamá severa, tiene claras sus reglas del juego y parece no hacer distinciones. ¿Estamos presenciando el surgimiento de una nueva influencer del ámbito político? Habrá que seguir comprando palomitas para el próximo capítulo de esta disparatada sitcom.

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *