¡Viva la justicia electoral! Adán Augusto López Hernández: es multado con escuálidos 10 mil pesitos

Vaya, parece que las políticas y las órdenes del INE ya no son solo sugerencias a tener en cuenta. ¿Quién lo diría? Adán Augusto López Hernández, exsecretario de Gobernación y aspirante estrella de Morena a la coordinación presidencial – ni más ni menos – ha sentido en carne propia el peso de la justicia electoral. Por desobedecer (como aquel niños malcriado en la escuela) las medidas cautelares que le impuso el INE, se verá obligado a soltar 10 mil 374 pesitos (¡Oh!, qué golpe tan duro a su billetera).

Aquí te va la historia completa de esta dramática telenovela

Todo comenzó con el PRD, que como niño enojado por no escoger primero el juguete, hizo un berrinche e interpusó una denuncia en contra de López Hernández y contra todos los que estaban metidos en el proceso de Morena para la elección del mítico Coordinador de los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación 2024-2030. ¡Qué nombres tan largos y formales, verdad!

El INE, haciendo su trabajo, como un maestro atemorizante, decretó que las medidas cautelares eran procedentes y, debido a que nuestro protagonista decidió hacerse el de la vista gorda e incumplir con lo ordenado, le cayó la multa.

Curiosamente, el PRD no quedó satisfecho con la multa impuesta a Adán feliz, porque no la consideró proporcional y quiso que también se aplicara a Morena. ¡Ah, cómo les hubiera gustado ver a todo Morena sangrando por sus chequeras!

Desenlace de esta comedia

Pero el tribunal electoral, haciendo gala de su buen juicio y sarcasmo institucional le dio al PRD con la puerta en los morros y confirmó que la multa estaba bien dirigida y aplicada. De esta manera, decretaron que el montón de dinero equivalente a cien unidades de medida y actualización deberá ser pagado por el desobediente López Hernández.

En definitiva, este es un gran final que deja una moraleja muy clara: los políticos también tienen que cumplir las reglas y si no lo hacen, sufrirán las consecuencias. O al menos esas consecuencias mínimas, casi simbólicas pero bueno, menos da una piedra.

Recuerda:

“La justicia es ciega, pero sigue detectando los billetes grandes. ¡Vaya paradoja!”

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *