El teatro político protagonizado por Xóchitl Gálvez y Morena llega a un nuevo capítulo

Quienes se quejan de que la política es aburrida, claramente no están prestando suficiente atención a las perlas que nos brindan nuestros talentosos políticos mexicanos. En su episodio más reciente, la senadora Xóchitl Gálvez decide retar a Morena, la versión mexicana de “el juego del pollo”, invitándolos a reducir su casa a escombros.

“Yo te reto a que derribes mi casa, si te atreves!”

Lanza Gálvez, con desafiante y excesivo dramatismo, como si estuviera en alguna telenovela de horario estelar. Gálvez asegura que cualquier insinuación de irregularidades con su casita en la alcaldía Miguel Hidalgo es equivalente a un episodio de The Twilight Zone. Es una historia típica de compra en preventa – subraya – y por si fuera poco, también es su único patrimonio inmobiliario, algo que ha informado diligentemente en sus declaraciones al sistema patriarcal de control de bienes.

La senadora, que también es la máxima defensora del “Frente Amplio por México”, aprovechó para enviar un guiño a los expertos en teoría política. Según ella, si la campaña contra su casa resulta ser exitosa, será la prueba definitiva de que México está siendo gobernado por un régimen autoritario con costumbres de despojar a los rivales políticos de sus pertenencias.

¿Hará Morena la edición mexicana de Juego de Tronos?

¿Quién lo diría? El inusitado drama surgió después de que Morena en la CDMX, en un mover de ajedrez muy creativo, pidió a Mauricio Tabe, alcalde de Miguel Hidalgo, tejer una trama para clausurar e incluso demoler la residencia de la senadora Gálvez. Como argumento, Morena sostiene que el hogar de Gálvez estaría siendo habitado sin tener el permiso de uso y ocupación, es decir un living la vida loca en toda la extensión de la frase.

Por otro lado, Gálvez se limita simplemente a ojos cerrados y a guisarle un poquito a lo mole a Morena: “Tiene ya medio pie fuera de Morena”, dice sobre otro drama que gira en torno al Ebrard. En un giro digno de película, esto podría ser el lío de faldas (o más bien, de casas) que termine finalizando esta inusual partida de ajedrez político.

En definitiva, la próxima vez que alguien te diga que la política es aburrida, por favor les recomienda que sigan la carrera de la senadora Xóchitl Gálvez y el partido Morena. Asegúrate de tener palomitas preparadas ¡porque se va a poner bueno!

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *