Boleto de entrada al 2024: 127 mil pesos, cortesía de la Cuarta Transformación

Abrace el embrujo colorido de la política mexicana, donde ahora hasta los bebés recién nacidos pueden ser instruidos en el arte de pagar deudas antes de aprender a decir ‘Mamá’. La diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Carolina Viggiano, nos trajo este vistazo al futuro con su predicción de que cualquier mexicano que tenga la desventaja de nacer en 2024 tendrá que pagar 127 mil pesos de deuda pública. Eso son 14 mil pesos más que el año pasado, por si te importa.

Vayan guardando las alcancías, chiquillos”, escuchamos decir a los críticos de la Cuarta Transformación. Viggiano está alarmada por nuestras perspectivas económicas, subrayando el compromiso de la Cuarta Transformación con la carga de deuda que los bebés del 2024 tendrán que pagar. “¿No es un poco temprano para hacer que los políticos la arruinen para los niñitos?”, podrías preguntar.

Un futuro con sabor a deuda

Según la visión poco halagadora de Viggiano, la reunión del tricolor reveló que tras un análisis “minucioso” (entiéndase, buscar cualquier detalle perdido entre la maraña de números), el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del año siguiente es un fiasco: “ficticio, insuficiente y centralista”, en sus propias palabras.

¿Tienes tus palomitas listas? Según Viggiano, este espectáculo presupuestal es ficticio porque parece ser una fantasía de crecimiento económico, insuficiente para lidiar con pequeñas triquiñuelas como la salud, seguridad y economía, y centralista porque 20 entidades de la república ven sus participaciones reducidas.

Si te preguntas qué pasó con todos esos abrazos y no balazos, te quedarás a la deriva en este maremágnum de “caprichos” gubernamentales, presuntas deudas y finanzas en libertad condicional. Viggiano nos recuerda que todo esto es en realidad nuestro dinero, no el de un gobierno con una adicción a los préstamos que pondría nervioso a cualquier banquero.

¿Y ahora qué?

Da un respiro, porque el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para 2024 nos trae rayitos de esperanza, o eso parece. Nos espera el pago de intereses por la deuda pública de 1.2 billones de pesos, más 1.3 para los estados y 2 billones para las pensiones vitalicias y no vitalicias.

Con un gasto público total de 9.06 billones, todos podemos pedir una ronda de “Gracias, Secretaría de Hacienda y Crédito Público”.

Así que, mexico, bienvenidos a la próxima aventura, donde quien paga la factura de la fiesta aún no ha nacido. ¡Acumula experiencia y deuda antes incluso de aprender a caminar!

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *