¡Ay AMLO, en esta nos metiste hasta las rodillas en borscht!

Resulta que nuestra muy respetable embajadora de Ucrania en México, Oksana Dramaretska, le ha dado un jalón de orejas a nuestro queridísimo Presidente, Andrés Manuel López Obrador. ¿La razón? En pleno desfile del 16 de septiembre, Día de la Independencia para todo mexicano que se digne de llamarse así, tuvimos en la marcha a una escuadra militar de… Rusia. Sip, leíste bien: delegación militar rusa en nuestro desfile patrio más por excelencia.

¡Hola contradicciones, ¿cómo están?!

Según Doña Oksana, resulta incoherente que AMLO, quien ha condenado varias veces la mano dura de Moscú en Ucrania, acepte a una escolta rusa en el desfile patrio mientras ondea la bandera de neutralidad política ¿Cómo se te ocurre, López Obrador?

“Negocio redondo, amigo neto”

Veamos, para el desfile se llevaron a cabo charangas militares de diferentes países: Cuba, Colombia, Chile, Corea del Sur, Ecuador, Guatemala, Honduras, Panamá, Nicaragua y… sí, otra vez, Rusia. Suponemos que se pretende mostrar buen vínculo con ellos, pero me temo que esta acción ha rozado con la política exterior de nuestro presidente.

Aún así, sale todo como piña colada en septiembre

Pese a todo, el presidente marchó con la cabeza en alto, acompañado por su equipo militar, el secretario de Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, y el de Marina (Semar), José Rafael Ojeda. Aunque notamos la ausencia de los titulares del Poder Judicial y Legislativo. Vaya, parece que la política de no invitarlos al Grito de la Independencia se adhirió también para el desfile.

En definitiva, quedamos esperando ver cómo AMLO va a navegar las aguas turbulentas que se le vienen por invitar a los rusos a la fiesta del 16 de septiembre. Pronto sabremos si resulta todo en un taquito de ojo por parte de la embajadora ucraniana, o si realmente nos va a salir el tiro por la culata con la madre patria. Por ahora, la política de amiguitos de México parece un tanto confusa. Al menos eso dicen los que saben… y Doña Oksana.

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *