¡Y se mueve, se mueve! Ferromex retoma recorridos mientras migrantes hacen escalas en su abono de tren

Y parece que el mundo volvió a girar en el mundo de las noticias. Finalmente, se puso en marcha -literalmente- el operativo “mueve ese tren choo choo”, después de un receso obligado, según informó el señor Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En un momento de suspense que nos mantenía a todos en vilo, el estridente silbato de la locomotora comenzó a sonar nuevamente, toda vez que cientos de migrantes, superhéroes en sus propios dramas de la vida, concluyeron con sus aventuras de abordar a la locomotora de la compañía Ferromex, propiedad del Grupo México.

“Después del boletín, se echaron a andar los trenes…”, relató López Obrador, probablemente en una especie de celebration dance, en su conferencia matutina. Y ciertamente, el mandatario apenas podía esconder su alivio. ¿Alguien dijo que la vida de un presidente es fácil? Claramente, han estado viendo demasiado Netflix.

Diana Luna, vocera del mencionado consorcio, le confirmó a Reuters la noticia del reinicio del servicio de trenes, aunque no sin mencionar que algunos trenes continúan en el pit stop esperando el banderazo verde. Parece que aún no se deciden si quieren ser trenes de cargamento o si seguirán siendo el vehículo preferido de los migrantes.

Según el grupo, las distintas “celebraciones” protagonizadas por los migrantes generaron un “severo riesgo” para su integridad y hasta ocasionaron algunos incidentes no tan agradables. Parece que el juego del polizón no es tan seguro como lo pintan en las películas…

Pero bueno, parece que las cosas han regresado a la normalidad… al menos hasta el próximo “abordaje” improvisado. Hasta entonces, seguiremos con nuestras vidas, igual que esos trenes que retoman su marcha, llevando cargamento y, ocasionalmente, migrantes, con un único destino en mente: el norte.

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *