¿Trabajó o copió? Xóchitl Gálvez ‘hace sudar’ a la UNAM

“Hay veces que quisiera volver a la primaria, solo para jugar a las escondidas”, pero parece que el juego favorito de Xóchitl Gálvez, es el ‘copy-paste’. Sí, efectivamente, los rumores dicen que ‘la chica lista’ de la política mexicana, podría tener en su currículum un acto de plagio, ¡ah como cambian las cosas en el “país del sagrado tequila”!

Enrique Graue, rector de la UNAM duda de la estrella publicitaria

Al enterarse de las acusaciones sobre la ¨falta de integridad y honestidad académica” de Xóchitl Gálvez, Enrique Graue casi pierde la barba del asombro. Con un ceño fruncido que ni el Botox quitaría, el rector de la UNAM dio órdenes para que se cheque el informe de actividades profesionales que Gálvez presentó para su titulación, ¿escandaloso no?

Pidió al director de la Facultad de Ingeniería, un tal José Antonio Hernández, que se rasque las canas y saque el caso a la luz, entregándoselo calientito al Comité de Ética y al Consejo Técnico.

Xóchitl Gálvez se defiende entre balbuceos

“Los perros también ladrar en la calle,” dijo Xóchitl ante las acusaciones, y aclaró que es falso que ella haya copiado para obtener su título. ¿Será? Pero por si las dudas, aclaró que su trabajo fue un “informe donde se toman algunos párrafos”, y que contiene información “del Programa de Cambio Climático del gobierno”, ¿le creemos? Quizás si, quizás no. Siempre he dicho, donde hubo copia, siempre hay duda.

El título de la discordia: ¿una ‘obra maestra’ o un ‘copy-paste’ descarado?

“El Diseño de Edificios Verdes e Inteligentes” es el título de este sonado trabajo de titulación. Al parecer, la senadora panista pudo haber tomado por aquí y por allá fragmentos de un documento oficial, de una revista de economía, de la todopoderosa Wikipedia y de una publicación especializada en electricidad. Como dijo mi abuelita: de poquito en poquito se llena el jarrito, ¿no?

¿Será que la ‘chapulineada’ de Xóchitl Gálvez entre la política y la ingeniería se vea manchada por este incidente? ¿Nos dará la UNAM una respuesta clara sobre este enigma? Sólo el tiempo lo dirá. Hasta entonces, en la política mexicana seguirá siendo más fácil encontrar un chivo en cristalería que un político sin escándalo.

Por rogelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *